Convenio entre el Hospital del Sureste y la Asociación Española Contra el Cáncer

Convenio entre el Hospital del Sureste y la Asociación Española Contra el Cáncer

Fruto de este convenio la aecc se instala en un despacho del Hospital, situado en la planta 0, justo en el pasillo de detrás de Información, para iniciar sus acciones de voluntariado. Estará abierto y a disposición de los pacientes durante las mañanas de lunes a viernes, de 9:00 a 14:00 horas, a partir del próximo 11 de mayo. La persona encargada de coordinar este proyecto es Marta Loring, psicóloga de la aecc.
El Hospital reconoce, valora y facilita la actividad del voluntariado de esta Asociación cuya labor redunda en el incremento del bienestar y la calidad de vida, tanto de los pacientes oncológicos, como de sus familiares, pertenecientes al Hospital Universitario del Sureste.

La enfermedad de cáncer requiere constantes cuidados de larga duración en muchos casos. El impacto psicológico que supone esta situación para la familia y el deterioro físico del paciente pone de manifiesto la aparición de problemáticas sociales, agrava las ya existentes y produce un desajuste en la convivencia familiar.

De ahí que la labor del voluntariado de la Asociación sea tan precisa y necesaria puesto que el fin principal de la misma es la lucha contra el cáncer mediante el desarrollo de funciones y de actividades de divulgación, de prevención, de investigación, de información y de carácter sanitario o asistencial.

Las principales funciones que van a desarrollar los voluntarios hospitalarios son: Acompañamiento al paciente oncológico y a sus familiares cuando las condiciones del paciente lo faciliten y no exista impedimento por parte de los afectados; suplencia ocasional del cuidador primario para facilitar su descanso físico y emocional; apoyo emocional al paciente oncológico y a sus familiares para facilitar la expresión de emociones asociadas con el diagnóstico y el proceso de la enfermedad; actividades de animación y entretenimiento para facilitar la estancia de la persona enferma en el hospital y la distracción con actividades de ocio; apoyo al personal sanitario mediante tareas complementarias a las de los profesionales, sin interferir en éstas últimas ni realizar tareas que correspondan a los profesionales; guía hospitalaria y apoyo en la realización de gestiones; comunicación al profesional de la coordinación del voluntariado de la AECC de casos que presentan situaciones y necesidades que requieren la intervención de otros profesionales, para su derivación al profesional correspondiente.

Fuente Madrid.org