El invierno, mejor en Arganda

El invierno, mejor en Arganda

Las cigüeñas son aves migratorias, pero desde la década de los 50 empezaron a modificar sus hábitos de desplazamiento optando muchas por quedarse en el sur de España.

SEO/Birdlife censó 7.500 cigüeñas en España en el invierno de 1995, una cifra que en 2004 superó las 31.000.

Blas Molina, técnico del Área de Estudio y Seguimiento de Avifauna de la Sociedad Española de Ornitología, señala que los factores que han provocado el cambio del patrón de migración son “la abundancia de comida en los basureros, el incremento de arrozales en el suroeste de España y el incremento de población del cangrejo americano, una especie invasora.”

En el año 2013, dentro del programa de investigación Migra, se marcaron con un GPS, 30 cigüeñas de diferentes lugares de España, 6 de ellas de Madrid. Pinchando aquí puedes ver la información que ofrecen los dispositivos electrónicos.

Las cigüeñas marcadas han mostrado muy distintos comportamientos migratorios: algunas no se mueven de su nido; muchas se desplazan entre 30 y 700 kilómetros dentro de la península hacia Tarifa, Doñana y la Comunidad de Madrid (es el destino preferido por las cigüeñas del País Vasco); y algunas, las más jóvenes, mantienen su antiguo patrón de migración y se desplazan más de 3.400 kilómetros, cruzan el Estrecho de Gibraltar y el desierto para llegar hasta tierras subsaharianas de Mauritania, Níger, Senegal y Gambia, para invernar en las sabanas del Sahel, en áreas abiertas de pastos y acacias.

La cigüeña blanca (Ciconia ciconia) es un ave que mide de 100 a 115 cm desde la punta del pico hasta el final de la cola, y sus alas pueden llegar a tener una envergadura entre 155 y 215 cm. Se alimenta de una gran variedad de animales, incluyendo insectos, peces, reptiles y pequeños mamíferos que captura a ras de suelo, en zonas de baja vegetación o en láminas de agua de poca profundidad, por eso Arganda es un lugar muy propicio para ellas porque tienen cerca lagunas, zonas verdes y la planta de procesamiento de residuos de Valdemingómez.

Es un animal monógamo que se empareja para toda la vida y entre las leyendas que protagoniza, la más famosa es la que cuenta que trae a los bebés.

Es fácil ver cigüeñas en los reflectores de las farolas de la A-3, eso es, explica Blas Molina de la organización SEO/Birdlife, “porque son puntos altos donde se sienten a salvo de cualquier molestia o depredador y pueden descansar y reposar sin molestias”.

Estas aves, como otras muchas, incluso domésticas, esconden una pata para termorregular, es decir, para mantener la temperatura corporal.

Ayto. Arganda del Rey