La Comunidad de Madrid se ofrece a ampliar la A-3 para crear un polo logístico en Arganda

La Comunidad de Madrid se ofrece a ampliar la A-3 para crear un polo logístico en Arganda

Arganda del Rey se transformará previsiblemente en el nuevo gran polo logístico de la región. La Comunidad de Madrid va a promover el desarrollo de un terreno del municipio del este con una superficie de más de 2,8 millones de metros cuadrados -el equivalente a unos 400 campos de fútbol- con el objetivo de atraer a empresas del sector de la distribución comercial y favorecer la creación de alrededor de 18.000 puestos de trabajo.

Para ello, entre otras medidas, el Gobierno de Cristina Cifuentes va a ofrecer al Ministerio de Fomento la posibilidad de financiar con fondos autonómicos la construcción de un tercer carril en ambos sentidos de la A-3 a su paso por la zona para facilitar el potencial incremento de la circulación. El trazado del nuevo desdoblamiento de la carretera de Valencia tendría una longitud de 10 kilómetros, conectaría con la vecina localidad de Rivas, donde ahora se estrecha la vía, y supondría una inversión de 13-14 millones de euros.

Dada su envergadura lo más inmediato de este proyecto a medio-largo plazo será el inicio esta misma semana de los trámites administrativos para poder modificar la estructura actual del citado suelo de Arganda, ahora troceado en un centenar de fincas de uso industrial. «Los terrenos se van a readaptar en dos grandes parcelas de 350.000 y 320.000 metros cuadrados y otras ocho de más de 140.000 metros cuadrados cada una, tal y como demanda la situación actual del mercado», explica un portavoz de la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad.

La previsión es que esta primera fase del proceso esté concluida este mismo año. Posteriormente, el Ejecutivo regional acometerá las obras de urbanización del suelo y el establecimiento de los suministros generales con un coste estimado en unos 100 millones de euros y una duración de los trabajos de aproximadamente 12 meses.

Así, según los cálculos orientativos que manejan en la Puerta del Sol, para finales de 2019 o principios de 2020 podrían sacarse ya a concurso las parcelas finalistas(es decir, listas para la construcción de las futuras naves industriales) ubicadas en el 85% de la superficie de este nuevo desarrollo que es de titularidad pública, mientras el resto corresponde a pequeños propietarios privados. Aunque aún no se ha cerrado al precio de venta al que comenzará la puja, a priori se trabaja con la hipótesis de una horquilla de entre 100 y 120 euros por metro cuadrado.


Crisis en el sector

Con este proyecto el equipo de Cifuentes trata de buscar una solución al fracaso de la anterior iniciativa empresarial diseñada en tiempos de Esperanza Aguirre para dicho suelo industrial, que entre tanto sólo se ha utilizado para la celebración de varias ediciones del festival de música Rock in Rio. En la Consejería de Medio Ambiente argumentan que, debido al estruendoso estallido de la burbuja del ladrillo, entre 2009 y 2014 la demanda de este tipo de parcelas en la región «entró en crisis».

Después de que este nicho del mercado haya empezado a recuperar el pulso, a lo largo del año pasado se detectó «una demanda creciente de gran parcela de suelo para la implantación de grandes naves, principalmente de uso logístico». De ahí que en el terreno de Arganda se haya optado por la unificación de varias fincas de menos de 10.000 metros cuadrados en 10 de al menos 140.000 que en todo caso serán divisibles y que estarán interconectadas entre sí.

Para hacerla efectiva, es necesario realizar una modificación del Plan Especial municipal que regula este desarrollo. La Comunidad de Madrid va a licitar esta misma semana por 190.000 euros la redacción del proyecto, que posteriormente tendrá que ser aprobado en el Ayuntamiento de esta localidad de 54.000 habitantes.


“La importancia estratégica”

Aunque allí ya ahora gobierna el PSOE gracias a un acuerdo de investidura con Cs, IU y la marca blanca de Podemos en la localidad, en el Gobierno autonómico (PP) no contemplan otra posibilidad que la de que sea aprobado dada la «importancia estratégica» del proyecto. Según señalan, estos terrenos «son muy atractivos» porque están situados en el Corredor del Mediterráneo, a 30 kilómetros de la Puerta del Sol, en la confluencia de la A-3 y de la R-3 y próximos a la M-40, M-45 y M-50.

«La excelente situación geoestratégica de Madrid ha permitido que el 75% del pujante sector logístico que se ubica en España concentre sus operaciones en la Comunidad», señalan en la Consejería de Medio Ambiente. En términos interanuales, dicho segmento económico ha crecido aquí un 3,1% más que la media nacional.

En la actualidad, la región cuenta con más de 38 millones de metros cuadrados de infraestructuras logísticas y de transporte, localizados principalmente en la zona del Corredor del Henares. La futura licitación de estos terrenos de Arganda permitiría incrementar esa superficie en un 7%.

Fuente El Mundo