Los mosquitos y la mosca negra mantienen en jaque a los vecinos del Sureste

Los mosquitos y la mosca negra mantienen en jaque a los vecinos del Sureste

Con la llegada del calor, los vecinos de Arganda del Rey, Rivas-Vaciamadrid, Velilla de San Antonio, Coslada y otras zonas cercanas al Parque Regional del Sureste están sufriendo picaduras de insectos. Los mosquitos y, sobre todo, la temida mosca negra, cuya ‘mordedura’ provoca una fuerte hinchazón, han aumentado significativamente su presencia en la zona en los últimos días.

Aunque la llegada de los insectos con las altas temperaturas es algo habitual, este año se ha notado una especial incidencia de mosquitos y de moscas negras, especie esta última que cría sus larvas en humedales. Ya en 2011 se detectó una gran foco de larvas de mosca negra en las lagunas del Parque Regional del Sureste, así como en los ríos Manzanares y Jarama, próximos a los municipios afectados. Ahora, la presencia de estos insectos ha provocado un incremento de casos de picaduras en los vecinos de estas zonas, que ya se está notando en los servicios de atención sanitaria de la zona, según confirmaron a Madridiario fuentes de la Consejería de Sanidad. Tanto en Rivas-Vaciamadrid como en Velilla de San Antonio, diversos colectivos han organizado recogidas de firmas para pedir a las administraciones que tomen alguna medida para combatir estas plagas.

Sin embargo, desde los ayuntamientos recuerdan que, aunque se pueda vigilar determinadas zonas (estanques urbanos o fuentes) para evitar la cría de larvas y fumigar en algunas zonas verdes, estas medidas resultan poco efectivas si no van acompañadas del control de cría de larvas correspondiente en los humedales de la zona. Por ello, varios ayuntamientos de la zona se dirigieron el pasado 7 de mayo a la Comunidad de Madrid para informarle de la situación y solicitar información sobre cómo combatir la proliferación de estos insectos, sin haber recibido respuesta por el momento, según informó en un comunicado el Consistorio ripense. Fuentes de la Consejería de Sanidad afirmaron que, mientras no se declare un problema de salud pública, las competencias corresponden a Medio Ambiente. Desde este último departamento del Gobierno regional se indicó que la proliferación de moscas y mosquitos en la zona es un problema estacional “que se produce todos los años y entra dentro de la normalidad”, y que la competencia del control de plagas en las zonas urbanas y periurbanas por las que transcurren los cauces de ríos y arroyos corresponde a los Ayuntamientos y, en los cauces de los ríos, de la Confederación Hidrográfica del Tajo.

¿Qué hacer?

Desde el Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid, recomiendan el uso de mosquiteras y velas antimosquitos y usar con prudencia los insecticidas, dada su alta toxicidad. También se recomienda no pasear cerca de cursos de agua, especialmente al amanecer o al atardecer, vestir de colores claros y utilizar repelentes de insectos. Si, a pesar de todas las precauciones, se sufre la picadura de algún insecto, se recomienda limpiar y desinfectar la zona con vinagre o amoníaco rebajado, usar preparados antipicaduras de venta en farmacias, no rascarse y, en caso necesario, acudir al médico.

Fuente Madrid Diario

1 comentario

  1. Artículo informativo, justo lo que necesitaba.
    Legendario.