Un refugio para la reproducción y el asentamiento del cernícalo primilla

Un refugio para la reproducción y el asentamiento del cernícalo primilla

El cernícalo primilla está catalogado en la Comunidad de Madrid, desde 1992, como especie “en peligro de extinción”. Se calcula que en la actualidad existen 309 parejas reproductoras.

La Red de Primillares tiene como objetivo crear un anillo de colonias artificiales que se pueda comunicar con las colonias naturales próximas evitando el riesgo de extinción por endogamia.

La organización ecologista GREFA, en colaboración con la empresa CLH y la Comunidad de Madrid, ha puesto en marcha, desde 2003, 9 primillares: en Villaviciosa de Odón, Perales, Batres, Navas del Rey, Pinto, Quijorna, Sevilla la Nueva y ahora en Arganda del Rey. También hay uno en Quer, en la provincia de Guadalajara.

Hasta el año 2002 existía una colonia de estas aves en Arganda, en unas construcciones abandonadas llamadas “Casas de Eulogio” que, cuando fueron derribadas, provocaron la desaparición de la especie de nuestro municipio.

Un anillo de colonias

Esta “Red de Primillares de la Comunidad de Madrid” busca crear un anillo de construcciones especialmente diseñadas para la reintroducción y asentamiento de estas aves.

El primillar es una construcción de unos 42m² de superficie y 4 metros de altura una parte y 10 metros otra. Se ha instalado en la “Vereda de Loeches”, cerca de la R-3, dentro del Parque Regional del Sureste, una zona de unos 4,9 km² en la que hay cultivo de cereal, pastizales naturales y cuencas de graveras que se están regenerando con diversas especies arbóreas y que ofrece condiciones favorables para albergar aves propias de las estepas cerealistas.

Para fomentar el anidamiento en la construcción se han liberado dos ejemplares de reclamo para atraer posibles parejas dispersas por la zona. Los pollos de primilla se introducen por el método de hacking o crianza campestre, un proceso que genera filopatría hacia el lugar de suelta, es decir que los ejemplares liberados a una edad temprana, cuando llega su madurez sexual, tienden a volver a su lugar de origen para reproducirse.

Una especie amenazada

Es una especie globalmente amenazada y catalogada como vulnerable a nivel mundial. En España, en 1974, se censaron 100.000 parejas de las que sólo quedan unas 12.000.

El cernícalo primilla (Falco naumanii) es una pequeña ave rapaz diurna clasificada dentro de la familia Falconidae, de 30 a 35 cm. de longitud y 60 a 67 cm. de envergadura. Su peso suele ser inferior a los 150 gr. y su plumaje combina los colores gris azulado, marrón rojizo, ocre y manchas negras.

Son aves coloniales, aunque el número de parejas que conviven puede variar enormemente, de dos a más de cien. Se alimentan de presas vivas, principalmente insectos pero sin descartar pequeños roedores y mamíferos. Cazan en zonas despejadas. Escudriñan el suelo posados en un poste o en un lugar elevado, lanzándose rápidamente a por su presa. También emplean la técnica del “cernido”, que consiste en mantenerse suspendido a pocos metros del suelo manteniendo la cabeza quieta en un punto gracias a un rápido aleteo y al timón de su cola.

Se trata de un ave migratoria que llega a España en primavera y se retira a África en otoño, recorriendo unos 3.000 kilómetros. No es extraño que los machos adultos se queden en el sur de España y suelen llegar antes que las hembras a las colonia para la reproducción.

En la presentación del primillar de Arganda del Rey han estado presentes el viceconsejero de medio ambiente y ordenación del territorio de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, el alcalde del Arganda del Rey, Pablo Rodríguez Sardinero, representantes de GREFA y el director general de la empresa CLH.

Fuente Ayto. Arganda del Rey